Centro Tecnológico de negocios

Cortijo San Nicolás. Pago del Negro. Coautor: Juan García- Giralda Ruiz


Periodo:2005
Promotor: PRIVADO




Ciudad: Armilla (Granada)
Presupuesto de la ejecución material: 75.000.000,00 €


Sup. sobre rasante: 57.000,00 m²
Sup. bajo rasante: 55.000,00 m²

La situación en un entorno eminentemente plano, deprimido respecto a la autovía, sin referencias singulares de importancia arquitectónica ni histórica, han motivado la implantación de una propuesta de edificación y espacio libre en la que se mezclan y funden ambas funciones, potenciando y generando la implantación de un gran hito arquitectónico y funcional destinado a convertirse en el símbolo de la modernidad, puerta de la ciudad de Armilla. El conjunto destinado a Centro Tecnológico de negocios se conforma por elementos que abarcan diferentes usos terciarios. Las dos torres principales están destinadas a oficinas, en el nivel inferior se ubica el auditorio, el cuerpo situado en el otro extremo del solar se destina a hotel. La pieza que une estos dos elementos se destina a ocio y comercio. La disposición de la edificación hace que se convierta en un elemento de transición entre la circunvalación y la ciudad. Se presenta como un elemento eslabón entre un nuevo territorio que poco a poco se va definiendo pero que actualmente carece de una trama urbana caracterizada. El conjunto formaliza con sus espacios intermedios y con su cubierta- paseo continua, el gran arco de entrada al futuro desarrollo de la ciudad de Armilla, mostrándose como elemento identificador de la modernidad de la ciudad. La planta de cubiertas del conjunto se nos presenta como un elemento aglutinador de modo semiorganico y que posee la cualidad de ser transitable y comunicar en el nivel de planta tercera las torres y el hotel, es un huerto solar, una cubierta vegetal y un paseo mirador al mismo tiempo. Se hace una apuesta por la no – convencionalidad morfológica tratando de este modo de acercar el edificio a un elemento más singular y recordable para el individuo. El alejamiento de formas convencionales provoca una búsqueda en la abstracción de piezas más escultóricas y artísticas para la ciudad. La morfología de la edificación refleja las siluetas de Sierra Nevada. Posee una doble piel, la primera cristalina, cambiante de color al igual que el cielo en Sierra Nevada y la segunda una envolvente vegetal que actúa como filtro bioclimático , regulando la temperatura y la humedad . La edificación se pliega sobre si misma y produce junto con sus acabados metálicos una sensación de ritmo vertiginoso que acompaña a la autovía que discurre de modo paralelo.