Centro Tecnológico de negocios y Feria de Muestras

Cortijo San Nicolás. Pago del Negro. Coautor: Juan García- Giralda Ruiz


Periodo:2005
Promotor: FERMASA




Ciudad: Armilla (Granada)
Presupuesto de la ejecución material: 200.000.000,00 €


Sup. sobre rasante: 102.875,00 m²
Sup. bajo rasante: 132.400,00 m²

La situación en un entorno eminentemente plano, deprimido respecto a la autovía, sin referencias singulares de importancia arquitectónica ni histórica, han motivado la implantación de una propuesta de edificación- espacio libre en la que se mezclan y funden ambas funciones, potenciando y generando la implantación de un gran hito arquitectónico y funcional destinado a convertirse en el símbolo de la modernidad, puerta de la ciudad de Granada. Siendo referente potenciador de la economía a nivel provincial, incluso interprovincial. El enclave estratégico junto a un cruce de vías de primer nivel facilita la implantación de las diferentes actividades a desarrollar. La intervención consta por un lado de un edificio dedicado a Centro Tecnológico de negocios y edificios complementarios del sector generador de negocio, complementado el uso de oficinas con el comercial y hotelero. Dotaciones estas que se encontrarían dando respuesta a la demanda generada por la nueva implantación .Por otro lado las instalaciones cubiertas y al aire libre de la Feria de Muestras junto con sus zonas peatonales, de esparcimiento, aparcamientos y jardines. El edificio destinado a Centro Tecnológico de negocios se convierte en un elemento de transición entre la circunvalación y la ciudad. Se presenta como un elemento eslabón entre un nuevo territorio que poco a poco se va definiendo pero que actualmente carece de una trama urbana caracterizada. En este sentido, los edificios dedicados a oficinas y salones de congresos constituirán un hito vertical , con referencias morfológicas a la cercana Sierra N evada , se trata de formas cristalinas cambiantes de color , con una envolvente vegetal , dejando entre ambas pieles una cámara de ventilación y de mantenimiento que garantiza un correcto funcionamiento energético. Esta edificación enlaza con un conjunto de servicios terciarios comerciales y de restauración necesarios para cubrir la demanda generada por la actividad. El conjunto se complementa con un gran hotel que acogería a multitud de participantes en los eventos. Toda esta edificación constituye la potada y transición con la Feria de Muestras. Las instalaciones de la Feria de Muestras propiamente dicha, se adaptan a la topografía. Desarrollándose como una gran cubierta de zinc que se pliega adaptándose al terreno, para continuar confundiéndose con los pavimentos y las zonas ajardinadas. Las circulaciones rodadas se desarrollan bajo rasante, salvo los transportes urbanos que lo hacen sobre rasante. Esto permite ampliar enormemente las zonas peatonales y por lo tanto la facilidad del acceso y del uso de estos espacios periféricos. Bordeando la actuación, como transición con la vega se desarrolla un gran parque arbolado, que actúa como parking cuando se desarrolle la actividad. En contacto con esta zona ajardinada se sitúan usos complementarios de restauración y salas de conferencias, etc. Ello permitirá un uso continuado y alternativo durante todo el año. La versatilidad del complejo permite generar diferentes eventos, tanto cubiertos, como al aire libre, uniendo o separando diferentes salas, que a su vez son polivalentes entre si. Dada la proximidad de la circunvalación se crea una pantalla vegetal lo suficientemente alta como para evitar la contaminación visual y acústica a nivel del peatón. En todo el conjunto se generan áreas verdes que se intercalan con zonas de pavimentos duros.