Adaptación a la L.O.U.A. del Plan Parcial sobre el sector R5. Peligros

Coautor: Juan García- Giralda Ruiz



Promotor: LOS PORTONES C.B. / LA ASUNCION C.B. / CONSTRUCCIONES MARTINEZ MEDINA E HIJOS S.L.
Viviendas: 380



Ciudad: Peligros (Granada)


Edificabilidad: 39.515,00 m²

Estado:



Sup. del sector: 63.664,96 m²


El Sector R-5 constituye un elemento básico para el futuro desarrollo de la ciudad de Peligros. Situado en el acceso principal desde la Autovía A-44, el sector representa la “portada” de la ciudad y debe resolver además las deficientes conexiones con los suelos adyacentes del mismo. La negativa de permisos para realizar accesos directos desde la Autovía hacia el sector colindante C-4, convierte de especial relevancia su comunicación a través del sector R-5. Otros condicionantes para la ordenación estructural del sector han sido las determinaciones de la propia Adaptación Parcial de las NN-SS a la L.O.U.A., que ha redefinido los parámetros para la ubicación de espacios libres, así como los condicionantes de diseño en la Avenida de Reina Sofía, que actualmente representa uno de los paseos más concurridos de la población. La ordenación se realiza conjugando los citados condicionantes, además, se ha tenido muy en cuenta las posibles servidumbres que produce el canal del Barranco de la Fuente, que discurre por el borde Noroeste del sector y que en la proximidad de la Autovía, se desdobla soterrado atravesando la zona Suroeste. Así pues, los espacios libres se concentran en dicha zona Suroeste, dando respuesta a las directrices del Planeamiento General y a las servidumbres que representan la autovía y el canal soterrado. Las dotaciones de equipamiento, se sitúan en el extremo Este del Sector, donde podrán agregarse o complementarse con los equipamientos previstos en el suelo colindante. Dichas dotaciones contienen su fachada en el margen derecho de la Avenida Reina Sofía, en consonancia con la coherencia, funcionalidad y accesibilidad exigida por la L.O.U.A., fomentando su adecuada articulación y vertebración. La red de tráfico supondrá la estudiada mejora de conexiones, canalizando los futuros flujos de forma racional y eliminando posibles conflictos de cruces y semaforizaciones. Para ello, la Avenida de Reina Sofía dispondrá de una nueva rotonda, suficientemente alejada de la del nudo de la Autovía, distribuyendo y canalizando el mayor flujo de tráfico. Desde dicha rotonda, los vehículos con destino al Sector C-4 discurrirán por una calle, en un solo sentido. En cuanto a la distribución de los usos lucrativos, se concentra el uso residencial en una manzana, mientras que con fachada a la Autovía se sitúan usos no residenciales. En el margen Este de la Avenida Reina Sofía se ubica otra parcela de uso terciario conformando la fachada de dicha avenida. La altura máxima permitida en residencial viene determinada por el planeamiento general y se limita a tres plantas de altura, más ático retranqueado. Su índice de ocupación será realmente bajo permitiendo el disfrute de la parcela resultante como recinto cerrado al que se puede dotar de piscina, juego de niños, jardines, etc. La altura que se prevé para el uso terciario el equipamiento es de tres plantas, formalizando la cornisa Este de la avenida de Reina Sofía. Avenida que por otro lado, adquiere una gran relevancia al ampliar su dimensión hasta los 40,00 m de ancho. La fachada residencial contendrá un soportal practicado en todo su desarrollo lineal y el espacio público ganado, se empleará en grandes acerados y zona de aparcamientos, evitando así conflictos de tráfico con la vía principal. Los aparcamientos para personas con movilidad reducida se sitúan estratégicamente en los extremos de la zona de aparcamiento, junto a los pasos de peatones permitiendo mejor acceso a comercios y dotaciones. Los espacios libres se han configurado de tal modo que se conectan con el paseo actual de Reina Sofía, originando un gran corredor verde que discurre desde el borde de la autovía del sector C-4 hasta el núcleo central de la población. Finalmente se ha previsto la ubicación de parcelas independientes para reservas de infraestructuras de electricidad y telecomunicaciones situadas en los lugares menos críticos, evitando así futuros problemas de servidumbres con parcelas privadas.