Una breve historia.


El estudio nace en 1994, de la unión de los arquitectos Juan García-Giralda Ruíz, natural de Guadix-Granada, que finalizó sus estudios en la Escuela Superior de Arquitectura de Sevilla en 1986 licenciado en la especialidad de Estructura y Urbanismo, y Fernando Vallejo Montes natural de Jete-Granada finalizó sus estudios en la Escuela Superior de Arquitectura de Sevilla en 1992 licenciado en la especialidad de Urbanismo.


Desde el 1994 y hasta el 2013 que Juan Garcia-Giralda Ruiz decide abandonar la actividad arquitectónica para dedicarse a otra serie de objetivos, la producción del estudio liderado por ambos arquitectos ha sido muy prolija.


Cabe destacar la realización de un gran número de promociones residenciales tanto para el sector privado como para el público. De estos últimos cabe destacar las realizadas para empresas como EPSA, VISOGSA, EMUVYSA, EMUSUR, ARMUVISSA, etc.


En el ámbito de los equipamientos e infraestructuras, igualmente se han desarrollado una gran cantidad de propuestas tanto para promotores privados como públicos como son ISE ANDALUCÍA, EPDASA, etc. para los que se han desarrollado edificaciones hoteleras, deportivas, educativas, etc.


Por último, en el apartado del planeamiento y el diseño de espacios públicos también se tiene una gran experiencia. Todos los proyectos comparten una profunda reflexión sobre el lugar, valorándose, sobre todo, la situación, la topografía, el entorno… Esto ayuda a generar las soluciones que se entienden que son las más adecuadas desde el punto de vista económico, de calidad arquitectónica, mantenimiento… Con la máxima de que la propia arquitectura sea perdurable, se hay perseguido la sobriedad, rotundidad y contemporaneidad en el diseño además de la idoneidad en la elección de materiales y de las soluciones constructivas.


En el 2014 Fernando Vallejo Montes emprende la actividad en solitario, acompañado de su equipo de colaboradores habituales, compañeros con una experiencia acumulada de 20 años. El equipo al completo abarca todos los aspectos de la actividad y desarrollo arquitectónico. Todos ellos dotados de una gran solvencia profesional y una extraordinaria dedicación a la actividad que les lleva a un continuo ejercicio de aprendizaje.